Navaridas

Se asienta sobre una pequeña colina coronando el conjunto su iglesia parroquial de la Inmaculada. Llaman la atención las dos portadas de su fachada sur: gótica una, y de estilo isabelino y del barroco final, la otra.

El templo se construyó en tres épocas, siendo renacentista la parte del crucero y el ábside, correspondiendo la más antigua a la zona junto al coro. Tiene dos ermitas, dedicadas a San Juan de Ortega y a Santiago. En el término El Monte se encuentra el mejor ejemplo de encinar riojano-alavés.